Nosotros

En la foto Teresa y Joaquín con Otto, Greta y Cous Cous 

 

Foto: Larry Mangino©

 

 

El primer Bosque de Noruega llegó a nuestras vidas en 1997. Se llamaba Coco Artemisa " Otto". 

Con él descubrimos una raza maravillosa. Y descubrimos también algo apasionante y desconocido para nosotros...el mundo de las exposiciones.

Comenzamos a asistir a todas las que podíamos, a hablar con otros criadores, a escuchar a los jueces. 

También descubrimos el valor de ser un criador, el sentido de conservar una raza...y decidimos aportar nuestro granito de arena.

Tres años después, en el 2000, tuvimos nuestra primera camada y desde entonces no hemos parado de aprender, de disfrutar y también de sufrir cuando las cosas no van bien.

 

Nuestra meta es criar gatos equilibrados, tanto en estándar como en temperamento. Por ello, intentamos mantener el aspecto salvaje que nos impresionó hace tantos años... y conservar su increíble carácter. 

Dedicamos muchas horas a la socialización de nuestros cachorros y esas horas son, sin duda, las mejores del día.

 

Le damos mucha importancia a su salud y por tanto, todos nuestros gatos están testados de HCM, PK def y GSD IV.

 

Asistimos regularmente a exposiciones, tanto en España como en el extranjero. Para nosotros es importante la valoración de nuestro trabajo por parte de los jueces, pero también es un tiempo de encuentro y diversión con amigos de todas partes.

 

Vivimos en una casa grande con zonas de exterior protegidas para ellos. Allí pueden disfrutar de sus juegos, sentarse a observar a los pájaros o simplemente dormitar bajo el sol. ( foto de las gateras)

Nuestros gatos viven con nosotros... siempre. Tenemos pocos gatos de cría porque nos gusta seguir disfrutando también de la compañía de nuestros gatos más mayores. Ellos han sido importantes en nuestro camino y lo siguen siendo cada día.

 

Por último, queremos agradecer a todos aquellos criadores que durante todos estos años nos han cedido parte de su trabajo para que nosotros pudiésemos hacer el nuestro.